//
estás leyendo...
Uncategorized

El problema es el hombre

Él que no se enoja cuando hay causa justa para estar furioso, es inmoral. ¿Por qué? Porque el enojo busca el bien de la justicia. Y si tu puedes vivir entre la injusticia sin enojarte, tu eres inmoral y tambien injusto”
Santo Tomas de Aquino

El problema no es la Tierra, el problema es el hombre. La tierra puede continuar sin nosotros y por cierto, continuará. La cuestión más grande, es el ser humano, voraz e irresponsable que ama más a la muerte que la vida, más el lucro que la cooperación, más su bienestar individual que el bien general de toda la comunidad de vida.

Si los responsables de las decisiones globales, tendrían un mínimo de sentido común, la solución al cataclismo económico y de los principales problemas de infraestructura de la humanidad sería encontrada. Basta proceder a un amplio y general desarme ya que no hay confrontaciones entre potencias militares. La construcción de armas, propiciada por el complejo industrial-militar es la segunda más grande fuente de ganancias del capital.

El presupuesto militar mundial es del orden de un trillón y cien mil millones de dólares/año. Ya se gastó solamente en la guerra de Irak dos trillones de dólares. Para ese año, el gobierno estadounidense compró armas en el valor de un trillón y medio de dólares.

Estudios de organismos de paz revelaron que con 24 mil millones de dólares/año -el 2,6% del presupuesto militar total- se podría reducir a la mitad el hambre en el mundo. Con 12 mil millones -1,3% del referido presupuesto- se podría garantizar la salud reproductiva de todas la mujeres de la Tierra.

Con gran valor, el actual Presidente de la Asamblea de la ONU, el sacerdote nicaraguense Miguel d’Escoto, denunciaba en su discurso inaugural, a mediados de octubre: existen aproximadamente 31.000 ojivas nucleares en depósitos, 13.000 distribuidas en varios lugares del mundo y 4.600 en estado de alerta máximo, es decir, listas para ser lanzadas en pocos minutos. La fuerza destructiva de esas armas es aproximadamente de 5.000 megatones, 200.000 veces más avasalladora que la bomba lanzada sobre Hiroshima. Sumadas a las armas químicas y biológicas se puede destruir por 25 formas diferentes toda la especie humana.

Postular el desarme no es ingenuidad; es ser racional y garantizar la vida que ama la vida y que huye de la muerte. Acá se ama la muerte.

Sólo ese hecho muestra que la actual humanidad, en gran parte, es constituida por gente irracional, violenta, obtusa, enemiga de la vida y de sí misma. La naturaleza de la guerra moderna cambió substancialmente. Antes, “moría quien iba a la guerra”. Ahora, no. Las víctimas principales son civiles.

Ataque israeli a Gaza

Ataque israeli a Gaza

De cada 100 muertos en guerra, 7 son soldados, 93 civiles, de los cuales 34 son niñas/os. En la guerra contra Irak, ya murieron 650.000 civiles y 3.000 soldados.

La mayoría de los periodistas parecieran olvidar que Palestina fue dividida por la Resolución 181, de 1947, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en dos Estados, uno “árabe” y otro “judío”, denominación colonialista, quedando la ciudad de Jerusalén bajo jurisdicción internacional y bajo el territorio del futuro Estado palestino (anexo 5).

Y a esa Resolución se la denominó y es conocida como la Resolución de la Partición de Palestina.

No se la denominó la Resolución de la Partición de Israel, porque no existía, ni existió nunca sino en el imaginario creado por una literatura ficcional.

Esa partición se produjo a pedido de las potencias mundiales que se adueñaron de la ONU en el Consejo de Seguridad, con sus 5 miembros con derecho a veto, y lo resolvieron sin consultar a sus auténticos autóctonos habitantes: los palestinos, de confesión cristiana, musulmana y judía. Siendo los dos primeros sectores absolutamente mayoritarios, ya que constituían el 92% de sus habitantes.

Había en aquel momento, incluidos europeos de reciente llegada, apenas un 8% de población de confesión judía, quienes tampoco fueron consultados.

No analizaremos aquí todas las mentiras y falacias que se han inventado para justificar esa Resolución 181/47. Y muchos menos las absurdas e inconsistentes apelaciones a la Torah y a mandatos o decisiones emanados de una deidad menor del panteón cananeo, denominada Jhvh, y considerada por los dirigentes judíos como la propia y de su exclusiva propiedad.

Mucho se ha escrito y se ha difundido por los medios de comunicación de Occidente, que el denominado “terrorismo palestino” es el que obliga al Estado de Israel a las “represalias” a que somete a las poblaciones palestinas de la Ribera Occidental y de la Franja de Gaza.

Y no haremos mención a las incontables veces que, desde su creación, el Estado de Israel invadió la República del Líbano, la última en julio de 2006, apelando a los más insensatos, necios e increíbles argumentos.

Las llamadas “incursiones punitivas”, “daños colaterales” o “de defensa” se basan justamente en esa propaganda que circula por todo el mundo occidental y que, de tanto que aparece, los pueblos inocentes terminan creyendo que es verdad.

El Estado de Israel cuenta con la complicidad de las dirigencias judías en el mundo occidental que, adueñadas de la mayor parte de los medios de comunicación, sirven insensata pero solícitamente, con incansable fervor y servidumbre, a los designios de sus mandantes, entre los que se cuentan los banqueros más poderosos del imperialismo de Occidente. Y, además, todo el aparato de difusión de Hollywood.

El Estado de Israel nunca cumplió ninguna de las resoluciones ni legislaciones de las Naciones Unidas, todo lo contrario. Y por eso es el Estado más condenado por la violación de los derechos humanos, al que nunca pudieron serle aplicadas las sanciones correspondientes por oponerse el gobierno de Estados Unidos de América con su veto en el Consejo de Seguridad.

Gobierno de EE. UU. de América que, a su vez, con la mayor hipocresía integra el cuarteto que debe actuar como mediador honesto y colaborar en la resolución del conflicto, y sin embargo, abastece incesantemente de armamento, aviones, helicópteros e inteligencia militar, a ese Estado terrorista y colabora asimismo en las masacres que el mismo perpetúa cotidianamente contra el pueblo palestino.

El artículo 2 de la Resolución 3070, de 30 de noviembre de 1973, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que constituye, como todas las resoluciones de la ONU, derecho internacional que deben ser acatado por todos los Estados miembros, deja nula de toda nulidad, todas las acusaciones de “terrorismo” con las que se tienden a denominar las acciones de defensa de los pueblos libanés y palestino, frente a las continuas incursiones e invasiones del ejército del Estado de Israel.

Anuncios

Acerca de emartinchuk

Periodista, MP 10166. Se desempeño en el área de Noticias de los canales 9, Teledos, 7 y TELEFE. Socio Fundador de la Asociación Iberamericana de Periodistas Especializados y Técnicos (AIPET) Capítulo Argentino. Fue Docente en la Cátedra de TV en la Universidad del Salvador. Fue Coordinador en el Servicio Iberamericano de Noticias con sede en Madrid,(RTVE) España. Editor del Capítulo Argentino para la Cadena Eco de México. Fue Docente, Rector en la Escuela de Periodismo Círculo de la Prensa. Edito los libros "Federalización de la información" (1995), ISBN 9508130466 "Televisión para Periodistas: un enfoque práctico".1ra Edición 2002 ISBN 9871004125 2da Edición 2007 ISBN: 9789871004126 Documentales: "Los Quilmes: la última Resistencia".(1995) http://youtu.be/Z-XWOnIHZio Idea y Producción: "Luz, cámara, red" (1996-97) http://youtu.be/PfNrBokU6m4 Colaborador en medios argentinos y del exterior sobre temas de comunicación. Editor en Noticongreso.wordpress.com, Periodismo Parlamentario en temas de Ciencia, Tecnología, Salud, Ambiente y Energía. Designado “Directivo Decano de Honor y Dignidad”, en el grado de “Magister Laudet” por la Asociación de Rectores de la República Argentina y la Asociación de Directivos Argentinos al cumplir 30 años en la docencia. Por Resolución 327-2014 la Honorable Academia Mundial de Educación ha instituído el Título Honorífico de Doctor Honoris Causa, reconociendo sus logros profesionales y su admirable trayectoria de trabajo en favor de la Educación Mundial. Como parte de la socialización del conocimiento pueden leer en cualquier sistema digital o imprimir gratis los siguientes E-Books Belgrano: Una mente brillante http://issuu.com/gaceta21/docs/belgrano/0 ISBN 9789873356087 Como Estudiar: Manual Práctico http://issuu.com/gaceta21/docs/comoestudiar ISBN 9789873348679 Ser Periodista http://issuu.com/gaceta21/docs/ser_periodista ISBN 978-987-33-7147-9

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: