Intentar ejercer el periodismo y denunciar los actos barbáricos del Estado Islámico en Siria desde Raqqa, la ciudad que la organización terrorista ha designado como su centro de operaciones, resulta sin lugar a dudas una verdadera misión suicida.

Sin embargo, esto no ha logrado detener a un grupo de individuos que decidieron poner en riesgo su vida y la de sus familiares con el objetivo de dar a conocer al mundo el oscuro accionar de ISIS en su propia “capital”.

Un poderoso documental dirigido y producido por Matthew Heineman titulado “Ciudad de Fantasmas” explora el operar de un grupo de periodistas que trabaja desde la clandestinidad para exponer los horrores del Estado Islámico.

Independientemente de que la ciudad de Raqqa hoy se encuentra bajo el foco de los medios a nivel mundial gracias a la incursión de las tropas de la coalición liderada por los EEUU – las cuales han logrado avanzar exitosamente sobre las fuerzas de ISIS – hace no mucho todo lo que sucedía allí no llegaba a darse a conocer fuera de Siria, con las obvias consecuencias tremendamente negativas para la población civil que esto conlleva.

Fue debido a la falta de información que existía acerca de la masacre que estaba tomando lugar que Aziz, Hamoud, Husam y Mohamad – quienes antes de que ISIS tomara el control de la ciudad en julio de 2014 llevaban adelante vidas completamente normales – decidieron reportar las depravaciones llevadas adelante por los fundamentalistas ante un mundo al que parecía no interesarle lo que comenzaba a gestarse lentamente.

Juntos fundaron “Raqqa está siendo masacrada silenciosamente” o RBSS por sus siglas en inglés, una organización noticiosa dedicada a denunciar el operar terrorista del Estado Islámico en Raqqa y alrededores.

El documental producido por A&E IndieFilms se estrenó en el Festival de Sundance el pasado 21 de enero y gracias a la repercusión que generó y las excelentes criticas de medios especializados, el gigante Amazon compró por más de USD 2 millones los derechos mundiales de la producción.

Heineman, ganador de dos premios Emmy y nominado a los premios de la Academia por su último film “Cartel Land”, ofrece un acceso único a través del aclamado documental a la vida de los periodistas ciudadanos de Raqqa que se enfrentan de manera diaria a la muerte y deben vivir a escondidas y huyendo de ISIS, obligados en muchos casos a exiliarse por riesgo de morir.

Fueron varios los miembros de RBSS que tuvieron que escapar a Turquía o Alemania, pero muchos otros terminaron arrestados, perdieron a miembros de su familia o directamente fueron asesinados. Gracias a que se hizo cargo de la cámara él mismo, Heineman logra transmitir un nivel de cercanía con los protagonistas que resulta digno de rescatar.

“Ciudad de Fantasmas” deja en evidencia la verdadera influencia del “cuarto poder” algo que puede resultar siendo más poderoso que cualquier arma o el terror más angustiante, pero también pone el foco en el altísimo costo – que muchos terminaron pagando con sus propias vidas -producto de buscar dar a conocer al mundo el aparentemente inagotable caudal de horror de ISIS.